martes, 27 de mayo de 2014

Sus promesas volaron con la brisa mañanera.


Con la mirada perdida
en su rostro la sombra de la melancolía
camina entre la gente
tan solo un recuerdo habita su mente.

La imagen del hombre que amaba
al que se entregó en alma y cuerpo
sin pensar que tan solo eran palabras
al sentir el engaño enloqueció de dolor.

Sus promesas volaron con la brisa mañanera
poco le importó a ese coleccionista de muñecas
cobarde,en silenció se alejó
ni una carta,ni un adiós..

Ella vive en su mundo gris
trantando de olvidar 
a quien de ella se burló
inventando un falso mundo de amor.
Magda Lluna
©Derechos reservados

1 comentario:

  1. Es triste pero al final amanecerá un mundo de color.
    Besos.

    ResponderEliminar