martes, 17 de abril de 2012

Triste gaviota...



Me llamabas amor mio
yo respondía mi cielo
tus palabras eran caricias del alma
en mi rojo cabello quedaron enrolladas.

Nos besamos bajo un almendro
los corazones latían como uno
y tu agarraico a mi cintura
mientras volábamos a un lugar de ensueño.

Pero ahora me niegas
construiste un palacio
para otra princesa
a ella le dices amada.

Suspiras por su sonrisa
anhelas su aliento
mientras yo triste gaviota
quedé en el rincón del olvido

Magda Lluna
©Derechos reservados

2 comentarios:

  1. Muy sentido y triste, pero lleno de expresión y sentimiento, que en el amor el desamor no tiene sitio, vuela gaviota, vuela

    mis besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Magda, visitando blog de amigos mi Somorgujo Asombrado me trajo hasta aquí. Bellas y tristes palabras hechas poesía, no olvides que las gaviotas son libres, ya encontrarás en tu vuelo amores nuevos.
    Si me lo permites pasaré seguido a visitar tu sitio.


    Un gran saludo.

    ResponderEliminar