sábado, 14 de abril de 2012

Quizá cuando salga el sol...


Decir adiós duele
dejar aquello que soñé
cerrar los ojos
buscando otros caminos.

Cuando un alma llora
y no halla consuelo
cansada de tanta lucha
mejor comenzar de nuevo.

Queda un mundo que descubrir
tantas letras por escribir
muchos corazones bellos
con los que compartir sentimientos.

Quizá cuando salga el sol
su brillo me ilumine
para decidir lo mejor
y mis pasos guíe
Magda Lluna
©Derechos reservados

2 comentarios:

  1. La suerte nuestra, así lo leo entre versos, es que el sol siempre termina por aparecer. No hau nube plomiza que lo pueda esconder. Ël sigue aquí.

    mi beso

    ResponderEliminar
  2. Asi es querido Toni,cuando sale el sol,todo cambia,por regresa con su calor,la alegría de vivir
    un beso

    ResponderEliminar