martes, 14 de febrero de 2012

El latir de un solo corazón-Dueto Antonio Escobar Mendivez.Magda Lluna


Antonio
Senderos de bondad tienen tus ojos,
espejos donde el tiempo pinta tu alma
de niña alegre y tierna;
arroyuelos donde mi voz se nutre,
para tejer un canto.

Magda
Tus palabras serenas y dulces,
iluminan mis ojos juguetones,
al verte llegar, feliz
dispuesto a dejarte amar por mí.

Antonio
¡Mira el cielo estrellado
y pinta con tu risa la esperanza!

Magda
¡Mi lucero destellante
iluminas a mi paso el camino!

Antonio
Primavera trenzando aromas,
para el alma cantando en tus raíces:
¿Dónde empieza tu pétalo, tu rama?
Agua para mi sed, luz para el mundo,
eres el mar con una playa inmensa,
crepúsculo encendido para la noche.

Magda
Comencé a florecer,
cuando me diste tu querer,
mis pétalos tomaron color,
ese rosado del amor.
Sacia tu sed en mi,
Sumérgete en las playas de mi alma,
gozaremos nuestro amor hasta el alba.

Antonio
El aire juega con tus cabellos
y sus manos de nada tejen una caricia.
En el cuenco de tus manos,
la luna bebe un bálsamo
para la soledad.

Magda
Mis cabellos se enredan en tus dedos,
mientras dibujas las formas de mi cuerpo,
Esa luna cómplice silenciosa,
nos unió alejando la triste soledad.

Antonio
A la vuelta de una estrella
te miro solamente.
Ola reventando en mis ojos
los besos que me debes.

Magda
Te contemplo, anhelante.
me ciega tu boca sugerente,
¡Ven, amado mio!,
quiero besarte hasta perder el sentido.

Antonio
Zozobra entre el crepúsculo la tarde
e invade de luceros los caminos,
de luciérnagas, la luz; tu voz canta
amotinada en el tiempo
para acurrucarse en mi alma.

Magda
La noche llega despacio,
canturreo aquella vieja canción,
la que a tus brazos me llevó,
para fundirnos en el latir de un solo corazón.

© Antonio Escobar Mendivez-Magda Lluna

No hay comentarios:

Publicar un comentario