domingo, 10 de julio de 2016

Fundidos en una sola piel.

Olvidando los temores
alejaron los fantasmas del ayer
Dejándose llevar por el aroma del deseo
fundidos en una sola piel.

Dando vida a ese viejo sueño
se amaron sin más
la vida camina y no espera
todo llega igual que ese tren.

Acabaron las miradas silenciosas
los labios callados muriendo por besar
dos cuerpos anhelándose al verse pasar
ardiendo en el fuego de un amor callado.

Amanecer entre los brazos del otro
como tanto imaginaron
sin pensar en un mañana
simplemente gozando el momento.
Magda Lluna.
 ©Derechos reservados  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada