sábado, 8 de noviembre de 2014

Cuchillos por la espalda.

Desperté melancólica
te busqué entre mis sueños
tú  no soñabas conmigo
jugabas a ser amante en otra cama

Te entregué mi alma
creyendo tus palabras
tan solo eran cuchillos por la espalda
mientras me besabas, a ella enamorabas. 

Cegada ante tus promesas
no fui capaz de ver
la frialdad de tus caricias
que tan solo eran migajas.

Al fin cayó tu mascara
simplemente eres  un muñeco de papel
un hombre vacío y cruel
incapaz de amar como merece una mujer.
Magda Lluna
©Derechos reservados

1 comentario: