domingo, 16 de febrero de 2014

La luna consoló mi tristeza.

Fuiste lo mejor de mi vida
un sueño hecho realidad
nos amamos sin pensar
pero todo comienza y acaba...

La luna consoló mi tristeza
una noche de primavera
auguró tu regreso
pues este era un amor eterno.

Despues de tanto tiempo
cuando eras un dulce recuerdo
tus pasos caminan hacia mi
avivando la llama que jamás se apagó.

Tus brazos serán  mi cobijo
donde no sentiré temor
seguiremos nuestro destino..
querernos hasta el último día.
Magda Lluna
©Derechos reservados

3 comentarios:

  1. Hermoso, la luna, testigo de tantos amores, presagio de torrentes ilusiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bello poema, un amor eterno, que a veces por circunstancias de la vida nos dice adiós. Mas nunca muere en nuestro interior. Bello, un placer leerte.

      Eliminar
  2. Precioso sentir donde el universo y el corazón se hallan unidos para confabularse.

    ResponderEliminar