viernes, 17 de agosto de 2012

Al rozarse nuestros labios...


Quédate en mis brazos
nada mas importa
tan solo amarnos
como si la vida acabará.

Sentirte enamorado
dulce caballero
viajando por mi cuerpo
como una suave ráfaga de viento.

Al rozarse nuestros labios
se encendieron mil luceros
y los ángeles cantaban
melodías de amores eternos.

En mi alma
en la tuya se refleja
como en el mar la luna
igual que el rocío en una rosa.
Magda Lluna
©Derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario